Conversaciones con… Pilar Rubio

-¿Qué haces Pilar?

-Déjame por favor…

-Pilar, ¿no estarás llorando?

-Acabo de pelar una cebolla

-Qué heavy, estabas llorando.

-Bueno, sí, ahora que ya lo sabes, déjame en paz.

-¿No será por lo de O.T? ¿o es por +QB ó MQB, como fuera?

-¿Lain, tú crees que me aceptaría Milikito de nuevo?

-Hombre, ya estás “resabiá” y eso no creo que le guste al Sr. Aragón.

-Pues entonces probaré en Italia con Silvio.

-No seas tonta, que allí no se te ha perdido nada. Tú deja pasar el tiempo. Lo digo para que tengas tiempo para recuperarte. Porque lo que es por nosotros, ya sabes, aquí no olvidamos, y el “San Benito” de O.T. lo vas a tener siempre tatuado en tu expediente televisivo.

-Que cruel eres.

-La verdad es dolorosa. Espera a ver si ponen de nuevo el 1,2,3 y te presentas al casting.

-Me voy a comprar ropa para olvidar.

-¿Por qué no tecleas el armario de la tele punto com? Han rebajado al 60% la ropa que llevabas en O.T.

-¡Ya está bien Lain! Me voy al cine.

-¿Vas a ver Tensión Sexual no resuelta? Creo que la quitaron a la semana de estreno.

-¿Quieres olvidarme?

-¡Tengo una idea! ¿Por qué no pides sustituir a Jordi Hurtado?, quizás haya suerte y podamos por fin acabar con “Saber y ganar”

-¡Hijo la gran puta!

 

Por Lain de Macías

 

 

Fotografía fuente : Frediscans

Conversaciones con… Ángela Merkel

-¿Qué haces Angie?

-Estoy montando el “Quimicefa” a mi sobrino.

-Una política que viene de la química…

-Calla, que no me dejas trabajar.

-Vale, vale, cómo sois los alemanes con el trabajo. ¿Querrías ejercer de abuela conmigo?

-¿Por qué? ¿Para qué? ¿Durante cuánto tiempo?

-No sé, dicen que los Reyes Magos no existen, que los Reyes son Angela Merkel, me sentiría arropado contigo.

-Mira Lain, eres español y no tienes remedio.

-Angie, no generalices por favor,…

-Te he dicho que me dejes trabajar.

-Ok. Oye, ¿tú sabes si nos van a intervenir?

-Uf, qué pesado el españolito de los cojones.

-Yo no te he insultado. Por cierto el “Quimicefa” ese no vale “pa” “ná”, sólo para producir humo, chispas y agua de color.

-Ya habló el españolito práctico. Con este juego mi sobrino aprenderá a producir reacciones y  comprender los entresijos de la física. A ser responsable ante una tarea, a controlar los tiempos de producción, etc. Pero claro, para ti sería mejor dar cerveza a tu sobrino y lanzarlo al sol. ¡Así os va!

-Claro, así nos va, pero bien que os gusta a los Alemanes tomar cervecitas al sol en Andalucía.

-Mein Gott!

-¿Hacemos las paces o prefieres que levantemos un muro?

-¡Hijo la gran puta!

Por Lain de Macías.