Quiero ser Dj. Conceptos básicos para aprender a pinchar (III)

Cerramos los capítulos referentes a las mezclas con la entrega más orientada a la práctica: lo primero que se debe tener en cuenta es los aparatos que tienes, saber bien cómo adelantar y retrasar por la rueda las canciones, que es lo más fácil, los botones restantes y el pitch, tal y como ya se fue explicando en las anteriores entregas.

Los temas house van normalmente a unos 130 Bpm. (golpes de bombo por minuto), los trance a algo más (134-136), los progressive a 140 bpm. aprox. y ya, por ejemplo, el estilo mákina mucho más, al contrario que chill out, que es bastante más lento; el break beat es el más complicado, por el ritmo roto, aunque suele ir a algo más de 130 bPm. Todo esto no es fijo, sino que depende de los temas y los sub-estilos, aunque por norma general suele ser de esta forma. a partir de ahí hay que tener en cuenta que una estrofa musical tiene 16 golpes de bombo y que normalmente se consideran 2 estrofas, es decir, 32 golpes, para medir la entrada o salida de nuevos instrumentos. con esto sabido ya se puede buscar el momento de meter una mezcla. en house, por ejemplo, esos 32  golpes de bombo suelen ser unos 14-15 segundos, en progressive al ir más rápido, algo menos de 14 segundos, y así según el estilo. Un tema se introduce siempre en el inicio de las estrofas musicales (primer golpe de bombo). esto se puede hacer bien por los cascos (preescucha sin subir el fader para poder cuadrar el nuevo tema con el que está sonando) o bien al iniciar la estrofa (subiendo la regleta del fader, pero asegurándonos de que la mezcla va acompasada, es decir, los bombos coinciden y además están cuadrados, o sea,  coinciden las velocidades. La identificación de la velocidad de los temas es lo más difícil y no existe una técnica fija. Tenemos que acostumbrar al oído a ser capaz de comparar las velocidades de ambos temas. Si no nos vemos capaces, se puede empezar por los cascos escuchando los golpes de bombo y compararlos con el que suena por fuera. Si tenemos que hacer un cambio de velocidad, éste se hará en el tema que está por los cascos, o si ya se está mezclando, en el tema que menos fuerza tenga, para que la gente en un local o en una sesión no oiga manipular la canción que suena por fuera con más intensidad. Si el tema que se está escuchando por los cascos se retrasa hay que adelantarlo con la rueda a la vez que subir el pitch en esa proporción. Por ejemplo, subir 5 décimas en el pitch puede suponer un bpm más aproximadamente. Ya después, el hacer una mezcla proporcionada, no brusca, y saber el momento de acabar con la mezcla, depende de conocer las canciones a mezclar y tener un poco de “estilo y gusto”. Estas más o menos son las cuestiones básicas, aparte de los apartados ya tratados en los anteriores números. a partir de ahí, la práctica, la paciencia y la constancia son esenciales, pues el aprendizaje, sobre todo al inicio, no es nada fácil. Cosas como acostumbrar al oído a distinguir el ritmo, la velocidad y los bajos de los temas, y saber aislar el sonido de dos temas para poder acompasarlos y cuadrarlos, resultan complicadas. Por eso, siempre es bueno empezar por temas fáciles de velocidades parecidas, con bombos marcados y regulares.

Los recursos de un dj van más allá de lo tratado, cuestiones como los scratch, efectos, loops, etc. se han dejado sin tratar o se han tratado de manera leve por requerir en algunos casos un nivel de aprendizaje superior y por ser temas difíciles de tratar por escrito. Por eso, en las primeras experiencias prácticas es recomendable, además de tener la teoría siempre presente, intentar poder contar con alguien entendido que sobre la marcha e in situ pueda ir siguiendo y corrigiendo todas estas cuestiones planteadas y las restantes que vayan surgiendo a la hora de pinchar.

Por christian Jurado a.ka. Dj Flying

Dance With me – Listas Recomendaciones

Temas Dance, Hous comercial, Progressive-House y  Trance seleccionados por DJ Christian Jurado

 

Etiquetas: , , ,